Archivo de la etiqueta: Marshall Matters III

Hazte rico o muere en el intento

*Por George Blanco (@georgeblanco)

La frase que titula a esta nota pertence al nombre del film de 50cent, “Get Rich or Die trying”, y parece ser la premisa del negocio del hip-hop y el rap. Eminem la ha cumplido a rajatabla e incluso es uno de los únicos que puede darse el lujo de hablar de Detroit sin que se le caiga el pelo. Con el voy a cometer una injusticia, y es la de no poder juzgarlo con la vara correcta. Me es imposible, simplemente porque en Eminem todo lo que habita es aquello que es propio de los grandes. ¿Le podemos perdonar todo? Si, yo puedo.

Aclaración mediante, estoy en condiciones de decir que Slim Shady tiene el titulo del rapero mas influyente de la historia. Será porque después de Marshall Matters LP no volví a escuchar un disco con tanto contenido literario, capaz de destruir y crear un nuevo mito. Em de hecho lo hizo y así logro cruzar la línea e instalarse por mas de 100 semanas en el primer lugar de la lista Billboard, vender un par de millones de discos en un día y para colmo, después llevarse algunos Grammys.

Parecía que Eminem era invencible: un talento descomunal para rimar, un carisma único del chico-blanco que vencio las adversidades y encontro un lugar en el negocio del rap; una madre golpeadora, un divorcio con su primer novia y madre de su hija (en aquel disco su ex Kim es blanco de todas las puteadas) mas un pasado en las drogas, lo llevaron a convertirse en el artista con mejor contrato del planeta. Mas allá de esos topics, hay que decir que Marshall Matters LP para muchos de nosotros, es uno de los 100 mejores discos de la historia. “The way i am” es la mejor muestra de ello: Distorsión, flow venenoso y el poder de destrucción que el rock propuso con el ñu metal en los 00, hicieron de la obra un must have en cualquier

En el medio la bella Stan junto a Dido, la colaboración con Elton John, las parodias a Britney, la alta rotación en MTV y los late shows de Estados Unidos, las joyas, la mansión, la banda paralela en plan amigotes del barrio, D-12Eminem estaba en su mejor momento. Quizás para entender aquel fenómeno, hace falta tener su primer disco editado, Slim Shady LP, producido por el cazatalentos y mentor musical de Em, Dr Dre. Allí asomaba lo que veríamos en unos años, en particular con la hermosa “Bonnie&Clyde”. Después de aquel suceso llego la hora de la discusión acerca de la vigencia que tendría su música, y muchos nos dimos con que las terceras partes pueden ser buenas.

El capítulo continuo con The Eminem show, con un Eminem mas contestatario y con mucha incorrecion política, en sintonía con lo que parte de su pueblo sentía después del 11-S. Con obras majestuosas como “White America” o la gran versión de “Dream On” de Aerosmith, Sing for the moment, Marshall Matters (su verdadero nombre) seguía siendo el rapero mas rentable. Sin el brillo de su disco anterior, The Eminem Show también fue un éxito en ventas y logro ruido en todo el mundo gracias a la exposición mediática. Después llego su incursión en el cine con 8 Mile, un film autobiográfico que tuvo un reparto aceptable, un buen director como Curtis Hanson mas el aporte de uno de los directores de fotografia mas aclamados y talentosos (Rodrigo Prieto, Amores Perros). El resultado batió récords en las salas de todo el mundo y llevo a Eminem a su máxima exposición como artista devenido en héroe. Su papel fue exquisito, pero hay que reconocer que la actuación fue personalizada y no necesito de demasiado guión. La obra le valió un Oscar a mejor cancion original, por Lose Yourself, en una banda de sonido soberbia con piezas que contaron con la participación de Dre, Xzibit y Macy Gray entre otros.

Aquella exposición de la que hablamos comenzó a pasar factura y con ella llego Encore. Una obra poco jugada y que careció de sorpresas. Un buen recuerdo pero prescindible en cualquier biblioteca iTunes. Con esos años llego el trafico de música por Internet y muchas discográficas vieron la quiebra. Otro factor importante de la debacle de Marshall. Aun así no se dio por vencido y fue el padrino artistico de grandes raperos como 50cent y Run DMC, emparentados desde el proceso y con un talento descomunal. Pero no fue suficiente. El olvido del publico, la obesidad, la poca aparición, el recluimiento de todo lo que tiene que ver con la escena, problemas con los fármacos y rehabilitación, fueron los desencadenantes de que Eminem intentara volver años después con Relapse.

Para muchos lo había logrado, otros pensamos que no habrá como aquellos discos. Obstinados, preferimos quedarnos con esa etapa. El futuro en muchos casos no supera al pasado, o al menos hay quienes nos resistimos a vivirlo. Con Eminem me pasa eso. En todo caso Relapse es historia reciente, es por eso que les pido perdón, pero no estoy en condiciones. Mientras tanto, ya les nombre bastantes ítems para entender que “Hazte Rico o Muere en el Intento” es lo que importa, y lo único que vale en el mundo del Hip-Hop.



Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Especiales, Musica y vida