Augusta tiene un nuevo maestro: Phil Mickelson

Phil Mickelson cumplirá 40 años en un par de meses. Nació y crecio en San Diego, donde se licensió en Psicologia. Se caso con su novia, Amy a quien conoció en la universidad. Tuvieron dos hijas y formaron una familia casi perfecta. Casi, porque a Amy hace un año le descubrieron Cancer de mama. El tema es que además, ese tal Mickelson ganó este domingo su tercera chaqueta verde en Augusta. Phil lo hizo de nuevo, como en 2004 y 2006. Contra todas las adversidades. La enfermedad de su mujer, un largo tiempo de sequía deportiva, una crisis de juego con cambio de profesor incluido (eligió a Butch Harmond) y principalmente, compitiendo contra él mismo, en ese desafío personal que propone el golf, esa superación constante, un viaje interno que recorre fairways y greens, entre banderas, búnkers y mucho verde. Un horizonte, el de Michelson y de todos. Hoy, el torneo de Maestros, el exclusivo, el mas selecto, el que hace un año se convirtió en inolvidable para todos los argentinos cuando Angel Cabrera se dio el gusto de ganarlo, llevando al golf latino al momento mas inmaculado en su historia.

Torneo distinto, con un marco que lo predecía como especial. El regreso de Tiger después de mas de 144 días sin jugar por sus escándalos personales, la defensa del titulo del Pato Cabrera, y la apertura de las puertas del Augusta National al publico en general, lo que provoco que mas de 40 mil personas se agolparan en las calles de Georgia desde el miércoles pasado.
Los primeros tres días transcurrieron con un Ian Poutler intratable, junto con su compatriota ingles Lee Westwood. Ambos dominaron a su medida durante los primeros días y parecía que el domingo los iba a tener como principales animadores de la pelea por el saco. Pero una vuelta magistral de Michelson el sábado, mas el acercamiento de K.J Choi y Tiger Woods producto de vueltas sensacionales, mas la tremenda ronda de domingo de Antonhy Kim hicieron que el dramatico final tenga mas protagonistas. Los séniors Tom Watson y Fred Couples, de 50 y 60 años respectivamente, hicieron un excelente torneo y el domingo no estaban tan lejos. Cabrera, con la presión de ser el ultimo ganador no había arrancado bien el jueves, cosa que no pudo mejorar el viernes. Parecía que el Pato no pasaba el corte e iba a tener que esperar fuera de cancha para entregar el saco, cuando apareció la magia de Angel. Un birdie en el 18 lo dejo con vida y así se aseguro su participación el fin de semana, donde finalmente termino en la posición 18, la mejor marca de un campeón desde 2006.
Por si quedaba alguna duda sobre el talento de Mickelson, el sábado fue la oportunidad para saldarla. Una ronda maravillosa de 69 golpes que lo ubico al final del día en el segundo puesto, con -11 bajo par. Tiger se puso -9 y parecía que no iba a conformarse con volver y nada mas. Pero Westwood se mantuvo firme en el primer puesto y firmo una tarjeta de 68, para ponerse -12 bajo par.

La ultima ronda nos regaló a los amantes del golf la exquisitez de un jugador que no siente presiones, que se divierte, que arriesga y que posee una capacidad de otro planeta. En tiempos de Woods recaído, Phil es la esperanza. Es el mimado del publico, el mas humano, el jugador del pueblo. El zurdo (en el circuito le dicen lefty) de California demostró que esta de vuelta, que siempre se puede -lección para Tiger- y después de un tiempo sin ganar torneos y Majors, volvió a calzarse la chaqueta verde. Para el recuerdo queda el birdie del 12 y el golpe milimetrico en el trece, desde los arboles, que en una especie de suerte y destino regalado solo para los dioses, lo dejo a un paso de la bandera para ponerse -14. Atrás, un tímido Westwood vio como se le escapaba otro Major (y van…). Si bien jugo correctamente, recién en el 17 jugo un poco mas y así llego un birdie para ponerse -13 contra -15 de Phil. Pero el hoyo 18 encontró a un Mickelson sintiendose seguro de ganar el saco, jugando a lo que sabe y sin ningún tipo de presión; basto con ver los Aguilas en la tercera vuelta, confirmando que en Augusta se suelta y pega mas largo. Par para Westwood y putt para birdie de Michelson en el 18. Final con 16 bajo el par y campeonato. Abrazos, lagrimas, un beso eterno con Amy, la vida mas allá de todo, reflejada en esa superación personal, en esa especie de revancha de quienes no dejan de luchar. Augusta tiene nuevo campeón, y se llama Phil Mickelson.

George Blanco

Principales posiciones finales del Masters de Augusta:

1-Phil Mickelson, Estados Unidos, 272 golpes (-16).
2-Lee Westwood, Inglaterra, 275 (-13).
3-Anthony Kim, Estados Unidos, 276 (-12).
4-K.J. Choi, Corea del Sur, 277 (-11).
5-Tiger Woods, Estados Unidos, 277 (-11).
6-Fred Couples, Estados Unidos, 279 (-9).
7-Nick Watney, Estados Unidos, 280 (-8).
8-Y.E. Yang, Corea del Sur, 281 (-7).
Hunter Mahan, Estados Unidos, 281 (-7).
18-Ángel Cabrera, Argentina, 287 (-1

Imágenes: Reuters

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deporte, Eventos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s